Fiscalía tiene nombres de presuntos involucrados en inversiones irregulares del Isspol

Una lista con los nombres de quienes estarían involucrados en las presuntas irregularidades cometidas en el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), está en manos de la Fiscalía.

Nueve nombres, que son rastreados, aparecen en total en cinco denuncias relacionadas con las inversiones, que reposan en las oficinas judiciales, como parte de los expedientes penales, que señalan a exfuncionarios, policías activos y pasivos y empresas, como presuntos responsables de un perjuicio que supera los 500 millones de dólares.

En la lista de implicados consta un secretario de la Comisión de Inversiones del Isspol y un exdirector general. En el caso de este último, se conoce que es un general en ­servicio activo, cuyo cargo y permanencia en la Policía se analizan en la cúpula de la institución; además de la denuncia penal enfrenta un proceso administrativo.

Una de las denuncias penales, que actualmente analizan los agentes judiciales, tiene fecha del 27 de mayo pasado. El documento, de 28 páginas, detalla las transacciones que el Isspol realizó con una empresa domiciliada en Panamá. Según los reportes de la institución, por esas negociaciones debía recibir USD 76 millones, durante los primeros cinco meses de este año.

A decir de la entidad, el capital hubiera permitido pagar las pensiones de un mes y aplacar el déficit que se reporta en los fondos de reserva. Esto no ocurrió y las alertas se encendieron.

Según los informes del Isspol, entregados a la Fiscalía, las negociaciones se hicieron de “forma irregular”, un “acuerdo entre privados” con funcionarios del Seguro de la Policía Nacional, por lo que la queja penal señala que hubo un presunto peculado.

Fiscalía rastrea también una posible estafa y tráfico de influencias. Las pistas para determinar si se perpetraron esos ilícitos están incluidas en otra acusación, de 21 páginas, que fue presentada en agosto pasado.

El documento explica las negociaciones que realizó el Isspol con una empresa, por la inversión en facturas comerciales, en la que habría un perjuicio de más de USD 21 millones. Fiscalía rastrea los nexos que tenían la empresa sospechosa y sus directivos con otras dos firmas a las que llegó el dinero de los policías. Los agentes judiciales se apoyan en peritos expertos en contratación pública, finanzas y contabilidad.

Según los informes, las fallidas inversiones por parte del Seguro de la Policía Nacional se remontarían a 2014, cuando también se habrían registrado negociaciones para la compra de terrenos en distintos sitios de Guayas. Las licitaciones, las adjudicaciones se habrían realizado sin “aprobación del Consejo Directivo”.

Los reportes oficiales apuntan que en los archivos de la institución no se encontraron documentos que establecieran los riegos que implicaban dichas inversiones. En este caso, se investiga a dos inmobiliarias, a sus representantes jurídicos y a dos exdirectivos.

Fiscalía investiga otro caso relacionado con una inversión vinculada a una universidad de Quito, en la que el Isspol colocó cerca de USD 7 millones en un fideicomiso. Los pagos acordados tampoco habrían regresado al Isspol.

Fuente: Pichincha Universal, Diario Bicentenario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s