Universidad de Guayaquil queda sin rector y representante de la CIFI; dimite Passailaigue

el

Este martes 9 de marzo de 2021 a pocos días de la elección de las nuevas autoridades, el rector ypresidente de la Comisión Interventora y de Fortalecimiento Institucional (CIFI) de la Universidad de Guayaquil, Roberto Passailaigue, dimitió a las funciones que desempeñaba desde octubre de 2018 y que habría culminado el 30 de agosto. Ahora lo reemplazará Monserrat Bustamante.

Este anuncio fue presentado en una rueda de prensa desarrollada en el salón del Consejo Universitario donde acudieron decanos y vicedecanos de varias unidades académicas.

La renuncia de Passailaigue se concretó a tres días del inicio de un proceso electoral que designará un nuevo rector y vicerrector, así como a los integrantes del Consejo Superior de la universidad más grande del país, por su número de estudiantes.

Como responsable del rectorado y de la CIFI estará Monserrat Bustamante, ella era la vicerrectora y a inicios del mes reemplazaba a Passailaigue, quien gozaba de un periodo de vacaciones.

“Una vez que hemos terminado todas las actividades contempladas en el plan de intervención, he decidido dar un paso al costado para que haya un periodo de transición en un ambiente ya no de animadversión contra quien representa la universidad”, expresó cuando lanzó al aire su renuncia con carácter de irrevocable.

Además, se difundió una carta de la renuncia del rector, allí destaca el trabajo realizado en su administración, sobre, el cinturón de seguridad instalado en la Ciudadela Universitaria, el mejoramiento de la infraestructura de varias facultadas, la acreditación de la universidad por cinco años, entre otros.

Señaló que el Gobierno no cumplió con el apoyo ofrecido a la intervención, de devolverle el Hospital Universitario y de entregarle recursos económicos para el mejoramiento de laboratorios. Pese a ello, la universidad se puso al día con la deuda al Seguro Social y canceló valores a los jubilados.

“La Universidad de Guayaquil no logra superar los problemas de 40 años, con dos o tres años de intervención. Se necesita el apoyo y el trabajo de toda la comunidad y que se termine por completo la delincuencia organizada que reina dentro de ella”, recordó.

Passailaigue fue interventor designado, en octubre de 2018, por el Consejo de Educación Superior (CES), después de una disputa sobre quién debía subrogar el rectorado una vez que la Contraloría General del Estado dispuso la destitución de Galo Salcedo, por emitir 28 títulos universitarios de manera irregular. Incluso, habría un presunto perjuicio al Estado por más de USD 8 millones, de incrementos de sueldo sin la debida justificación.

Dicha intervención era para tres meses pero terminó en enero de 2019. Sin embargo, se prolongó por 24 meses más, esta vez debía terminar el 9 de enero de 2021, pero nuevamente se volvió a prorrogar hasta el 31 de agosto de este año. Passailaigue se retiró del salón en medio de aplausos y abrazos de los asistentes.

Fuente: Pichincha Universal, Diario Bicentenario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s