Nos siguen faltando tres: a tres años del asesinato de Javier, Paúl y Efraín aún no hay respuestas

el

Tres años han pasado del asesinato de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, en la frontera entre Ecuador y Colombia; sin embargo, no existen procesados y la investigación no ha avanzado más allá de la primera fase. 

Este viernes 26 de marzo, familiares del equipo periodístico de Diario El Comercio realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet, para exigir justicia, hacer memoria y denunciar que ni el presidente, ni la Fiscalía General del Estado han dado respuestas sobre el avance de esta investigación.

«¡Por Javier, por Efraín, por Paúl, nadie se cansa!», es la consigna que ha perdurado 1095 días y 36 meses, desde aquel 26 de marzo de 2018, día en el que fueron asesinados por miembros disidentes de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC), en Mataje, zona fronteriza entre Ecuador y Colombia.

Este mismo grito se escuchó, una vez más, al borde de la calle García Moreno, en la Plaza Grande, desde las 10h00 de hoy.

Carteles que exigen justicia, fotografías de Paúl, Javier y Efraín y las libretas de apuntes con las que realizaban su trabajo acompañaron los gritos de los familiares que, un año más, denuncian la impunidad por el asesinato de los suyos, los nuestros. 

Ricardo Rivas, hermano de Paúl, denunció la falta de acción por parte de Fiscalía y cuestionó el trabajo de su titular, Diana Salazar, dentro de este caso.

«Hay que evidenciar, justamente, como la Fiscalía, a través de la fiscal Diana Salazar ha caminado de la mano con un presidente que solo ha sacado a la luz pública casos políticos que les ha servido para lavar su imagen».

Explicó, además, que el ente judicial se ha negado a incorporar investigaciones externas al caso, para avanzar con el proceso judicial.

«El cinismo del presidente es elocuente. Ha dicho por ocho veces que va a desclasificar la información, pero él mismo negó a través de la Secretaría del Consejo Nacional de Seguridad la liberación, a pesar de que existen informes de la CIDH, donde indican que estos documentos deben ser desclasificados», detalló.

Por su parte, Yadira Aguagallo, novia de Paúl Rivas, también exigió justicia y enfatizó que han sido tres años de silencio, por parte de las autoridades.

«El secuestro y el asesinato de Paúl, Javier y Efraín se ha enmarcado en una política de silencio. Han sido tres años de búsqueda de una verdad que nos ha sido esquiva. Pero, sobre todo, se cumplen hoy tres años de impunidad».

Galo Ortega, padre de Javier, quien portaba un altavoz y era la voz de mando de cada consigna, también expresó su indignación por la falta de celeridad dentro de este proceso, así como la promesa incumplida de la descalcificación de información y con lágrimas recordó a su hijo: 

«El dolor siempre está ahí. Le tengo a mi hijo siempre presente, pero el dolor está ahí porque ya no está, porque ya no lo tengo, ya no puedo ver sus reportajes. Eso es lo que siempre me llenó de orgullo como padre».

El dolor, la indignación, la desesperación y la impunidad son el sentir que acompañan día a día y año tras año desde el 2018, a los familiares y amigos de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, quienes exigen justicia; porque todavía «nos siguen faltando tres».

Fuente: Pichincha Universal, Diario Bicentenario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s