Federación Médica Ecuatoriana está preocupada por el grado de transmisibilidad de Ómicron y exhorta a la población a no relajarse

Ante la presencia de la variante Ómicron en el país, el presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, Santiago Carrasco, se mostró preocupado por el grado de transmisibilidad que tiene y por la respuesta a “cuenta gotas” de parte de las autoridades.

En una entrevista radial, el médico dijo que es necesario tomar medidas para estar alertas a la crisis que se pueda dar.

Más allá de establecer restricciones para los viajeros provenientes de Sudáfrica, sostuvo que se deben crear espacios de seguridad, en donde se haga un diagnóstico y un seguimiento completo.

Comentó que el caso de Ómicron en Ecuador se registra porque provino de Sudáfrica, pero que hay otros pacientes que han llegado al país y han mantenido contacto con gente que estuvo en Sudáfrica y de ellos no se menciona.

El galeno expresó que él atendió a dos personas que llegaron de Estado Unidos, en donde tuvieron contacto con gente enferma con la nueva variante del coronavirus y que se regresaron a Norteamérica luego de que se sometieron a estudios, cuyos resultados aún están a la espera.

“Se necesita saber todo el tema histórico, sus contactos, hacerles pruebas PCR y antígenos, así como establecer todos los planes de contingencia epidemiológicos”, expresó.

El representante de la Federación Médica manifestó que con esta variante la vacuna no protege completamente, pues hay pacientes que tienen las dos dosis y se han contaminado.

Aclaró que de 50 a 55 años las personas son muchas veces asintomáticas y hasta los 65 registran síntomas leves. Pero al pasar de esa edad los síntomas van de moderados a severos y generalmente serían los pacientes que no se vacunaron.

“Dijeron año y medio de protección, pero estamos en una dinámica terrible”, señaló.

Según el doctor, los niveles de protección de las vacunas solo serían de seis meses máximo y se requeriría de otra dosis.

Con este panorama, explicó que se necesita de prevención, atención primaria en salud, diagnóstico, no relajarse y continuar con el distanciamiento social. Algo con lo que insistiría el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

En cuanto al desarrollo del virus en el cuerpo humano, Carrasco indicó que el Ómicron es similar al Delta con la misma capacidad de saltar la barrera inmunológica, a pesar de las vacunas.

Explicó que se presenta con cefaleas, dolores articulares y musculares, mientras que otros pacientes tienen síntomas leves o son asintomáticos.

Carrasco precisó que con la presencia de la nueva variante hay que tomar medidas, debido a que se empezó una especie de relajamiento que incluso las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de las distintas casas de salud públicas y privadas ya fueron dejando menos espacio para los pacientes con coronavirus porque la curva epidemiológica bajó. Sin embargo, dijo que ahora se están reabriendo esos espacios e incluso se pensaría en construir o crear nuevas UCI para pacientes respiratorios porque ya tienen en claro que el virus aún no se va.

Fuente: FM Mundo, Pichincha Universal, Diario Bicentenario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s