Fiscalización aguarda por respuesta clave del ministro de Energía en caso Coca Codo Sinclair, por supuesto conflicto de intereses

el

Los próximos días son clave para el caso Coca Codo Sinclair e INA Papers, conocido también como “Coca-INA”. La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional está a punto de cerrar el informe que se inició hace un año sobre los problemas del contrato, construcción, fallas, amenazas geológicas, entre otros, que sufre la central hidroeléctrica. Ese informe también incluye los detalles del caso INA Papers, que habla de un supuesto cohecho con dinero de Sinohydro China que habría llegado a las cuentas de las empresas Recorsa e INA, relacionada con el expresidente Lenín Moreno.

Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización, asegura que para poder cerrar el informe solo está esperando la contestación del ministro de Energía, Xavier Vera Grunauer, a un pedido de información que le hizo el 12 de julio, en el cual le plantea varias consultas sobre su postura y relación frente al tema de Coca Codo, tanto frente a la empresa Sinohydro como a la fiscalizadora de la obra, Asociación Consultora CFE-PYPSA-CVA-ICA.

Es que de acuerdo con Villavicencio, el ministro tiene un serio conflicto de intereses con respecto al tema, por lo cual el asambleísta ha pedido la renuncia de Vera.

Según la misiva enviada a Vera Grunauer, Fiscalización le hace tres pedidos de información en torno al tema Coca Codo.

  • Que indique cuál es su relación y la de su familia con la empresa Consultora Vera y Asociados y le aclara que esta empresa es integrante de la Asociación encargada de la fiscalización del contrato para la construcción de la central hidroeléctrica.
  • Que explique las acciones que ha desarrollado como titular de la cartera de Estado que dirige sobre las irregularidades e inconsistencias técnicas de la construcción y operación del proyecto Coca Codo Sinclair.
  • Que informe qué acciones ha ejecutado a nivel nacional e internacional en contra de la compañía Sinohydro y de la Asociación conformada por la empresa Comisión Federal de Electricidad (CFE), Grupo Profesional Planeación y proyecto CV, Consultora Vera y Asociados (CVA) e Ingenieros Consultores Asociados, a cargo del contrato de fiscalización.

Villavicencio se pregunta si el funcionario de Estado podrá llevar adelante los procesos necesarios contra la fiscalizadora de su familia a la cual se le pagaron $ 128 millones por su contrato, y que al final no cumplió con el objetivo, pues las fallas de construcción son evidentes y, a la vez, si podrá mantenerse firme en no recibir el activo si dichas fallas no han sido subsanadas.

Asegura que es imprescindible conocer la postura del ministro, toda vez que él ha removido de sus cargos a los mandos de Celec que llevaban adelante los reclamos en el caso y habían anunciado que no recibirían la obra de manera definitiva hasta que los daños se hayan arreglado. Además habían dicho que analizaban una demanda en contra de la fiscalizadora. Villavicencio dijo que es necesario saber si el ministro va a continuar con la demanda en contra de la fiscalizadora y teme que pudiera haber algún acuerdo oculto con el Gobierno de China para dejar de lado la demanda contra Sinohydro.

Por su parte, el ministro hizo una aclaración a Villavicencio, a través de redes sociales, indicándole que en 2012 cuando se firmó el contrato con la Asociación Consultora CFE-PYPSA-CVA-ICA, es decir, once años antes de ser funcionario público, él no guardaba ninguna relación con la compañía señalada. El ministro ha explicado que personalmente no fue parte de la empresa durante el contrato.

En todo caso, también ha dicho que preferirá no intervenir en el caso: “Por respeto a los ciudadanos yo no voy a estar ahí para que no exista suspicacias”. Además indica que pondrá en ese tema a otra persona, no necesariamente al viceministro de Electricidad, quien también ha sido nombrado por él.

El directorio de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP) fue renovado y Vera Grunauer designó a Nicolás Andrade Laborde como gerente general de esta empresa pública estratégica.

La central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, que le costó al país unos $ 3.000 millones, presenta al momento una serie de problemas en los distribuidores, donde existen al menos 7.000 fisuras. Estas debían ser reparadas por Sinohydro, pero el método de soldadura, que es el que propone la empresa china, no sería el adecuado considera Celec, ya que no es una reparación permanente y definitiva. En este contexto la Procuraduría ha presentado una demanda arbitral contra Sinohydro.

De lo que se conoce, las alarmas sobre los problemas en Coca Codo Sinclair se levantaron por parte de la propia fiscalizadora desde 2014 que hizo al menos siete observaciones. Sin embargo, de las irregularidades detectadas, la empresa terminó permitiendo que continúe la obra. (I)

Fuente: El Universo, Diario Bicentenario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s