Margarita Hernández: En estos diez años se han casi triplicado activos, depósitos y crédito en cooperativas y mutualistas

el

La Superintendencia de Economía Popular y Solidaria cumple diez años de existencia y por ello las Undécimas jornadas de Supervisión de la Economía Popular y Solidaria que empiezan este lunes 25 de julio del 2022, con la participación de expertos nacionales e internacionales, tendrán como tema principal justamente esta primera década de vida del organismo de control. Además se tratarán temas como la supervisión, transparencia, inclusión financiera, riesgos ambientales, entre otros. La superintendenta del ramo, Margarita Hernández, destaca lo importante que ha sido para el sector crecer de la mano de una supervisión técnica. También comenta sobre el proceso de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones indígenas, que permitió un acuerdo en el ámbito de alivio de deudas en el que también está involucrado el sector de economía popular y solidaria.

¿Cuáles son los datos que demuestran el crecimiento y mejora del sector cooperativo en el país en estos diez años?

La supervisión ha permitido un crecimiento sostenido. En estos diez años se han casi triplicado activos, depósitos y crédito. En cuanto a activos, el sistema ha crecido en 257 %, ya que al cierre del 2012 cuando empezó la gestión de la Superintendencia existían $ 6.000 millones, ahora son $ 23.300 millones. En cuanto a los depósitos han crecido 296 % al pasar de $ 4.300 millones en 2012 y haberse colocado en $ 18.800 millones. La cartera de crédito que estaba en $ 4.800 millones y ahora asciende a $ 16.400 millones. Un tema a destacar es que las personas están confiando en este sector. Un tema que es importante es el número de certificados de aportación de personas, el crecimiento ha sido del 78 %. En este momento tenemos 8′890.000 certificados, detrás de los cuales están más de 5′380.000 personas. Hay en este tema una importante participación de mujeres (47 %) y distribución por rango etario: el 55 % son personas son menores a 29 años o mayores a 50. Estos segmentos no solo son depositantes, sino también reciben crédito. En cuanto a las condiciones de quienes reciben los créditos son el 45 % de hasta secundaria a los que tienen crédito, 2,86 % sin estudios, 26,13 % solo escuela y si vemos el alcance hacia cantones de altos niveles de ruralidad y al saber qué sector coloca más de lo que capta y se evidencia que favorecen la inclusión financiera y al acceso y uso. Hay mucho aún por hacer.

En cuanto al número de entidades, ¿cómo ha sido la evolución y qué significa?

A mayo de este año hay 468 entidades, 4 de ellas son mutualistas y 464 cooperativas. En el primer registro de hace diez años eran 1.000 entidades. Las cifras lo que significan por un lado es que el control y la supervisión permiten que las entidades reaccionen, fortaleciéndose y creciendo. Pero también que había deficiencias, y que antes sin el control no se conocían. En 2012 cuando se recibieron las 1.000 entidades existía un 17 % de activos en entidades con riesgo. Y el 83 % estaba en entidades que tenían cierto nivel de sostenibilidad, es decir que aunque tenían problemas podían superarlos y otras tenían gestión adecuada. En este momento, habiendo crecido de manera evidente, solamente el 1 % de los activos están en entidades que tienen niveles de riesgo y que exigen programas de fortalecimiento. Mientras, el 99 % de activos están en entidades con niveles de riesgos adecuados y manejables, lo que nosotros llamamos sostenibles o sensibles. La variación del número también obedece a estrategias de fortalecimiento: hemos tenido 159 procesos de fusión y de esta manera se han protegido tanto activos como a los 400.000 socios de esas entidades fusionadas. También se ha establecido un proceso de conversión y esto es que las entidades más pequeñas del segmento 5, en función de sus características, puedan convertirse en cajas de ahorro o cajas comunales. Al momento tenemos convertidas 5 entidades y en proceso 10 más.

¿Han mejorado los indicadores de inclusión financiera? Se conoció un indicador de que el 64 % tiene una cuenta, ¿cómo lo ve usted?

La inclusión financiera no solo se mide por la posibilidad de tener una cuenta. La inclusión es el acceso y uso a servicios financieros. Crearle la cuenta no es suficiente si no hacen uso de los servicios. En el caso del sistema de economía popular y solidaria, existen 5,3 millones de socios. A mayo pasado, existieron 2,1 millones de operaciones de créditos para 1,9 millones sujetos de crédito. Nos queda mucho por trabajar en el país. Hay que educar, no hay una estrategia ni desarrollo estructurado de la educación financiera. La inclusión financiera debe proteger a las personas de los intermediarios financieros ilegales.

¿Cómo fue su participación en las mesas técnicas y cómo evalúa sus resultados?

La Superintendencia participó en las mesas y presentó información técnica para que puedan usarla como base de discusión. Se presentó una propuesta para flexibilización temporal para mecanismos de alivio. La idea era que no se generen distorsiones ni se afecte cultura de pago de los deudores, en estos nuevos procesos de refinanciamiento y reestructuración. La Junta de política en el uso de sus facultades siguió las conversaciones, suscribió los documentos y el jueves pasado, la Junta ya emitió la resolución correspondiente. Nosotros cumpliremos con emitir las correspondientes circulares y levantaremos los indicadores del cumplimiento. Como es una medida voluntaria que se aplica en función del requerimiento hacia la entidad hay que ir viendo cuál va siendo el impacto. Sin embargo, sí es una preocupación para el ente de control que la calificación de riesgo varíe tan violentamente de cartera vencida a A1. Eso preocupa, pues nosotros habíamos propuesto cambios en la calificación pero que se vayan evidenciando en el tiempo, en función de cumplimiento. Ahora, solamente con la solicitud y la aprobación de refinanciación automáticamente pasa a ser A1.

Agenda de las jornadas:

A las 09:30 del lunes 25 de julio (Swissôtel, Salón SaintMoritz) se inician las Décimas Jornadas de Supervisión de la Superintendencia de Economía Popular y Financiera, encuentro al que asisten expertos internacionales y que será inaugurado por Margarita Hernández, superintendenta de este sector financiero.

El encuentro busca actualizar e intercambiar experiencias sobre el control, regulación y fortalecimiento del sector financiero popular y solidario que, en el caso de la experiencia ecuatoriana, se muestra dinámico y en permanente crecimiento.

Lunes 25 de julio

En modalidad presencial y virtual están programadas las conferencias magistrales de la superintendenta Margarita Hernández; además de Édgar Peñaherrera (Asofipse) y Dave Grace (ICURN). Este último hablará sobre la regulación enfocada en el fortalecimiento de la supervisión en zonas rurales. También se realizará durante la mañana el panel dee supervisión con Bruno Báez (DGRV), Óscar Guzmán (WOCCU) y Federico Díaz del Banco Mundial.

Miércoles 27

En modalidad virtual. El panel sobre inclusión financiera está a cargo de las exposiciones de Luis Coto del CCC-CA; Laura Ramos de AFI, y Bárbara Auricchio de la CAF. Será a partir de las 15:00.

Jueves 28

En modalidad virtual. El panel de innovación también será en la tarde con Juan Carlos García de CNBV México; Diego Herrera del BID; Angélica Vallona de Visa; Miguel Arango de la CAF. (I)

Fuente: El Universo, Diario Bicentenario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s