De la vertiente socialcristiana salieron tres precandidatos a la Alcaldía de Guayaquil y cuatro a la Prefectura del Guayas

el

Todos tienen en común haber sido fieles militantes del Partido Social Cristiano (PSC) o al menos haber simpatizado con su ideario en algún momento de sus carreras políticas.

Pero ahora, ya distanciados de esa agrupación política, se postulan para la Alcaldía de Guayaquil o a la Prefectura del Guayas, y se enfrentarán con aquellas que antes fueron sus coidearias, colegas y amigas: Cynthia Viteri y Susana González, quienes van por la reelección en sus respectivos cargos.

Para la Alcaldía se postula Pedro Pablo Duart, quien representa al movimiento Sociedad Unida Más Acción (SUMA). Fue director de Acción Social del Municipio de Guayaquil cuando Jaime Nebot era alcalde de la ciudad. Tras dejar el cargo, en junio del 2019, fue designado como gobernador del Guayas en el gobierno de Lenín Moreno, y se sumó al equipo cercano del entonces vicepresidente Otto Sonnenholznner, con quien creó la fundación Progresa. Duart ha alabado la gestión de Nebot, pero ha despotricado contra la de Viteri.

También se habla de una posible candidatura de la actual parlamentaria andina Cristina Reyes a esa dignidad.Ella se desafilió del partido en junio pasado alegando que, “cuando las discrepancias con algunos militantes de un partido son tan profundas, hay que renunciar a tiempo y con dignidad, para reducir la tensión y facilitar soluciones”, aunque en el PSC se mencionó que estaba molesta porque no fue considerada para la postulación a la Prefectura del Guayas. Bajo el paraguas de esa organización ella ha sido, además, concejal, asambleísta constituyente, legisladora y precandidata presidencial.

Reyes está en conversaciones con el movimiento Pueblo, Igualdad y Democracia (PID), que auspicia la postulación a la Prefectura del Guayas del también exsocialcristiano Nicolás Lapentti. Esto pese a que ella no participó en los procesos de primarias y que el PID nominó a otra persona.

Lapentti ya fue prefecto del Guayas en cuatro periodos consecutivos (1992 a 2009) y dos veces legislador. Su última participación electoral fue en 2013, cuando se postuló a la reelección como asambleísta por el distrito 4 de Guayas, pero no logró la curul. Además fue dirigente nacional y provincial del partido por muchos años.

En este año se reactivó en la militancia del PSC y manifestó su deseo de ser candidato a la Prefectura, pero finalmente la dirigencia escogió a González.

El empresario ganadero Francesco Tabacchi va también a la Prefectura por el movimiento Creando Oportunidades (CREO). No ha sido militante del PSC, pero sí ha tenido cercanía con el partido por ser pariente de Nebot: su mamá es prima de Cynthia Bohrer, esposa del exalcalde. Además, su hermana Doménica fue concejala y vicealcaldesa también en la administración de Nebot.

Por último, el periodista deportivo Andrés Guschmer se postula a esa misma dignidad por el movimiento Renovación Total (RETO). Actualmente es concejal de Guayaquil; llegó a ese cargo auspiciado por el PSC, pero no se había afiliado. Inicialmente iba a postularse a la reelección y, de hecho, se comentaba que le habían ofrecido ser vicealcalde, pero esto no se concretó.

El exasambleísta socialcristiano y académico Henry Cucalón sostiene que, a diferencia de otros partidos, el PSC ha sido una cantera de cuadros políticos, aunque no todos con igual liderazgo ni con votación propia.

“Una vez que ya no está León Febres-Cordero y que Jaime Nebot, por decisión propia, se alejó de la política de candidaturas, se cerró la expectativa de la militancia y no militancia de llevarlo a la candidatura presidencial. Entonces, estas figuras con liderazgos no del todo consolidados no han encontrado espacios y han querido abrirse sus caminos. A esto se le suma que ningún partido tuvo un real proceso de primarias para escoger candidaturas, porque no tienen cuadros y se basan encuestas”, señala.

En el caso de Lapentti, señala que él ya no estaba haciendo militancia activa y que apareció en los últimos meses aspirando a ser candidato a un cargo en el que estuvo cuatro veces consecutivas. “No es ilegal ni ilegítimo, pero no es dable, no abona en la idea de renovación”.

Agrega que en todos los partidos políticos del país y de América Latina no existe la alternancia en candidaturas y dirigencias, lo cual genera molestias en la militancia y se termina apartando. “Hay un grave problema de desinstitucionalización de los partidos”, dice Cucalón.

Un criterio similar tiene el analista político Wilson Benavides, quien refiere que la 6 es uno de los pocos partidos “ideológicos o al menos programáticos que tiene el país”, y que ha logrado sobrevivir en el tiempo a los cambios políticos en la década de inestabilidad de 1997 al 2007, y a la década del correísmo del 2007 al 2017. Y esto lo logró formando cuadros que estuvieron bajo la conducción de León Febres-Cordero y Jaime Nebot, y ahora de Cynthia Viteri.

“¿Qué pasa cuando Jaime Nebot sale de la escena política, no al nivel de Rodrigo Borja, que se alejó totalmente, que no está en la gestión directa pero sigue incidiendo? La salida de estos cuadros hacia otros partidos se da como una reacción al retiro de Nebot; el relevo que le hace Cynthia en la Alcaldía y en el partido provoca esta eclosión de facciones o disidencias, y ella no logra aglutinarlos a todos. Pero eso es un fenómeno propio de las transiciones de los liderazgos en los grupos políticos”, reflexiona.

Para el consultor político Jorge León,las múltiples candidaturas de la tendencia socialcristiana no le restarían votos a Cynthia y Susana dentro de su propia estructura, porque el PSC tiene su “voto duro” local que va dirigido a la organización política como tal.

Lo que podría causar es que el arrastre de estas figuras “populares” o “conocidas” que se alejaron del partido en sus listas de concejales genere cambios en la correlación de fuerzas del Concejo Municipal al llegar candidatos de diferentes líneas partidistas. En los últimos años el PSC ha tenido la mayoría de ediles.

El pasado 8 de agosto, durante la inauguración de la remodelación de la escuela Othón Castillo Vélez, Viteri dijo no estar preocupada por el origen de estos postulantes.

“Vengan de donde vengan, a todos les doy la bienvenida. Antes estaban dentro del partido, ahora pertenecen a otro partido; antes estaban con (Jaime) Nebot, ahora no están con (Jaime) Nebot; antes estaban con nosotros, ahora no están con nosotros. Pero tienen todo su derecho, todo el derecho de cambiarse al partido que quieran y todo el derecho a participar en las elecciones, tanto para la Alcaldía como para la Prefectura (del Guayas). Yo no le veo nada de particular a eso”, expresó. (I)

Fuente: Diario El Comercio, Diario Bicentenario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s