Ni influencer, ni mentiroso y peor político viejo, pero sí profesional y joven: este es el perfil del candidato que busca la ciudadanía en el 2023

Transcurrida la mitad del plazo previsto en el calendario electoral para la inscripción de candidaturas para los comicios seccionales del 2023, el Consejo Nacional Electoral (CNE) reportaba -con corte al pasado 1 de septiembre- un total de 75 aspirantes legalmente registrados. Esta cifra representa un porcentaje ínfimo (0,83 %, ni siquiera el 1 %) considerando que las autoridades prevén que haya al menos unos 90.000 para todas las dignidades: alcaldes, prefectos, concejales urbanos y rurales, vocales de las juntas parroquiales rurales y miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

Y mientras las agrupaciones políticas avanzan en el proceso de legalización de los ‘cuadros’ elegidos en sus democracias internas, los ciudadanos ya empiezan a esbozar el perfil del candidato ideal, aquel al que le darían el voto confiando en que cumplirá sus expectativas.

Esto pese a que el 94,30 % de ellos cree que los partidos y movimientos no escogen bien a los candidatos, según una encuesta elaborada por la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG) para EL UNIVERSO. El 5,70 % opina que sí los eligen bien.

El sondeo se realizó en esta semana a 385 personas a nivel nacional, en su mayoría de entre 30 y 60 años, y de estrato socioeconómico medio-alto. Las mujeres representan el 53,28 % de la muestra.

Al consultarles qué cualidades debería tener un postulante, el 49,29 % respondió como primera opción que debía ser profesional; seguido del 17,95 %, que debería ser un joven; y el 8,26 % piensa que podría ser mujer. También les agradaría que fuera honrado, empresario e inteligente.

A la hora del dar voto, lo que pesa en su decisión es su grado de profesionalismo (54,70 %), su preparación en política (26,21 %), la línea política a la que representa (11,11 %) y el partido político al que representa (4,84 %).

Pero hay tres tipos de aspirantes por los cuales jamás votarían: los personajes de farándula o influencers (23,93 %), los mentirosos y corruptos (22,22 %) y los políticos de vieja data (11,97 %).

Gorki Aguirre, quien es director del Instituto de Ciencias Políticas de la UTEG, señala que la encuesta muestra que la ciudadanía está pidiendo que las agrupaciones políticas candidaticen profesionales jóvenes y capacitados en política.

“Pero, lamentándolo mucho, los partidos y movimientos políticos solo presentan candidatos empíricos. No capacitan a sus militantes, pese a que la ley electoral les exige que utilicen el Fondo Partidario Permanente en formación y capacitación de sus militantes. Lo que se tiene que promover es que la juventud se capacite en política de manera técnica”, refiere.

La ciudadanía tiene claro lo que quiere y lo que no quiere, indica. Pero en las listas le dan todo lo contrario, y de eso tiene que elegir.

El consultor electoral Camilo Severino cree que la pandemia puede haber modificado la visión de los electores respecto al candidato ideal. “Me extraña que nadie haya contestado que quiere un candidato cercano, que maje lodo, como se dice popularmente. Pero entiendo que quieran que un candidato sea profesional porque después de la pandemia el nivel de ansiedad creció en la población, y la gente quiere soluciones ahora, quieren a alguien que les dé certezas. Y es alguien que es un profesional que sepa qué hacer”, indica.

Por ello es que cree que las autoridades locales que van por la reelección tienen cierta ventaja sobre los nuevos rostros. “Siempre se dicen ‘prefiero malo conocido que bueno por conocer’ porque al menos hay un nivel de certezas respecto a cómo es su gestión, y no se da el voto al aire”, señala. Sin embargo, señala que en comicios locales a nivel de América Latina ha sido bajo el nivel de reelecciones “porque la gente no está satisfecha”.

No es contradictorio, opina, que los ciudadanos pidan candidatos jóvenes que a la vez tengan experiencia política, porque hoy en día ya hay personas de 35 o 40 años que empezaron su vida pública en sus veintes. “Son personas con energía, modernas”. Y es lógico que su voto no se incline por personas de cierta línea o partido político ya que los ciudadanos “ya no quieren hablar de política sino de soluciones”.

Las elecciones seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social están previstas para el 5 de febrero de 2023. Se elegirá a 5.690 nuevas dignidades:

  • 23 prefectos y 23 viceprefectos.
  • 221 alcaldes.
  • 864 concejales urbanos.
  • 443 concejales rurales.
  • 4.109 vocales de juntas parroquiales.
  • 7 consejeros del Consejo de Participación.

Más detalles de la encuesta

Para conocer la trayectoria de los aspirantes, la mayoría de los consultados busca información sobre ellos en las redes sociales (33,90 %), el 27,35 % por la televisión; el 20,8 % por la radio; y el 10,26 % por los periódicos.

Los puntos que la gente quiere que sus candidatos consideren en sus planes de trabajo son los siguientes: salud, 82,34%; seguridad, 11,97 %; trabajo, 3,13 %; y educación, 2,28 %. (I)

Fuente: Diario El Universo, Diario Bicentenario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s